El 2012 del Nàstic: Año para olvidar [27/12/12]

Si una casa no se construye bien, lo más seguro es que acabe cayendo, esta es la moraleja con la que deberían quedarse los componentes del anterior consejo de adiministración. El sábado 3 de junio del 2006 el Nástic empataba sin goles en Chapín y después de 56 años, volvía a la liga de las estrellas, a la "mejor liga del mundo", a la Primera División española. Poco menos de 6 años después, un 19 de mayo del 2012, el Nàstic era matemáticamente equipo de la Segunda División B tras una victoria del Girona (3-1) ante el Córdoba. Lógicamente, algo no se hizo bien en "Can Nàstic", y la temporada 2011/12 fue una...

Crónica de una muerte anunciada

J.C. Oliva sólo consiguió 4 puntos de 36. Foto: MundoDeportivo
No hay mejor definición para la temporada 2011/12 del Gimnàstic de Tarragona que el título de la novela del colombiano Gabriel García Márquez. La temporada no se planificó bien, y, lógicamente, esta no comenzó bien. Primera jornada, primera derrota, 3-1 en el Juegos del Mediterráneo y en casa, otra derrota, 0-3 ante el Valladolid. En la siguiente jornada en Chapín, primer punto para los de J.C. Oliva, que comenzaba a peligrar en el banquillo del Nàstic. Este esperanzador empate sabió a nada cuando los de Tarragona perdieron en el Noy Estadi 1-3 ante la U.D. Las Palmas, que fue muy superior. 
Una dinámica negativa, en la que el Nàstic conseguia un empate por cada dos derrotas, hicieron que los catalanes sumaran 4 puntos de 36 posibles cuando se llegaba a la 12ª jornada, acabaron con Joan Carles Oliva, que se tuvo que marchar del banquillo grana dejando su puesto a un auténtico generador de ilusión. 

D'Alessandro, efecto Aspirina

La alegría con Jorge duró poco, pero fue fuerte.
Foto: Nàstic
Ilusión, alegría, es posible o así sí que nos salvamos eran algunos de los comentarios que se podían oir en los aledaños después de que en el primer partido con Jorge D'Alessandro en el banquillo, un domingo lluvioso incios de noviembre a las 12h, acabara con 5-0 para los grana ante el Sabadell. Pero esta manita aún obtuvo mejor sabor despuésy  de que los de Tarragona ganaran en Santo Domingo por la mínima gracias a un solitario gol del pichichi particular, Berry Powell y sumaban así 6/6 puntos. En el siguiente partido, los grana tenían la oportunidad de romper el gafe de las 3 victorias seguidas, pero empataron sin goles en el Nou Estadi ante el Guadalajara, el efecto D'Alessandro se disipava como una Aspirina. 

Tras la victoria en casa del Alcorcón, el Nàstic no volvió a ganar hasta el 24 de marzo, y volvió a ser fuera de casa, en esta ocasión en el Rico Pérez ganando al Hércules 1-3 en un buen partido de los de D'Alessandro. Pese a esta victoria esperanzadora, un empate a 1 en el Nou Estadi contra el Barça B hacía que los de D'Alessandro disiparan las posibilidades de permanecer una temporada más en la Segunda A, tirando de épica como en las dos temporadas pasadas.

Fin de la agonía

El equipo, la dirección y el mismo D'Alessandro, que fue acusado de vender humo, pedían fe a la afición grana y le decían que aún era posible, alegando algún posible descenso matemático; pero los jugadores no consiguieron volver a ganar hasta finales de temporada, 2-0 ante el Huesca, y acabaron como colistas de la Segunda A acabando así con cualquier opción de permanencia. El 19 de mayo del 2012, pese a no haber jugado su partido, tras una victoria del Girona 3-1 ante el Córdoba, el Gimnàstic de Tarragona se convertía en nuevo equipo del Grupo III de la Segunda B.

Campaña "Tornarem"

El Gimnàstic de Tarragona, con el presupuesto más alto del Grupo III, planficó la temporada con un entrenador de la casa, Kiko Ramírez, tal y como pedìan los aficionados y con el objetivo de jugar esta temporada el playoff de ascenso y jugar la temporada 2013/14 o la 2014/15 de nuevo en la LFP. Plantilla nueva, con experiencia en Segunda B, y sólo con los pilares básicos del equipo en las últimas temporadas, el Nàstic comenzaba la temporada 2012/13, la temporada del Tornarem.

Era Kiko: Algo no funciona

En Kiko se había depositado mucha ilusión, pero algo no fue bien.
Foto: Sport
El Gimnàstic comenzaba la temporada en casa, ante el Valencia Mestalla, partido que se saldó con un reparto de puntos injusto, pues a los locales le anularon un gol fantasma que debía haber subido al luminoso del Nou Estadi. En los siguientes partidos, dos empates sin goles y derrotas en el casa del Villareal B (3-1) y en la Feixa Llarga (3-2), algo no funcionaba, el Nástic sumaba 3/15 puntos, muy escasos para ser el favorito del grupo. El 14 de octubre, tras haber superado diversos ultimátums, el Nàstic empataba (1-1) ante el Atlético Baleares en un partido que mereció ganar, y la dirección cambiaba de entrenador. 

Adiós Kiko, era Salamero

Kiko Ramírez no había conseguido entrar en una buena dinámica con el equipo favorito del Grupo III, y, como año tras año pasaba en "Can Nàstic", había un cambio de entrenador; Javier Salamero era el escogido. Su primer partido se saldó con un empate en Son Bibiloni (1-1), y el segundo con una derrota en casa del entonces líder Levante B por un gol de penalti de Andy en los últimos minutos (1-0). En primer partido del ex del Girona en casa, mismo resultado que en la siguiente jornada en el Sagnier, 0-0, la situación comenzaba a ser preocupante, el Nàstic sumaba 10/33 puntos antes del derbi ante el Reus.

El Nàstic encadenó 2 victorias seguidas, pero no llegó la 3a.
Por suerte para Salamero, que comenzaba a sembrar dudas en la afición, el Nàstic ganó solidamente el derbi pese al corto resultado final, 2-1 y sumaba la primera victoria de la temporada. Pero tras el derbi, nueva derrota, 1-0 en casa de la U.E. Sant Andreu. Y tras el partido en Narcís Sala, ilusión; el Nàstic sumó dos victorias seguidas, Nàstic 2-0 Llagostera y Constància 0-1 Nàstic, y dejaban muy cerca el hecho de sumar 9/9 puntos, pero no fue así, un nuevo empate ante el Ontinyent lo evitó, 0-0. Las dos últimas jornadas del año se han saldado con 1/6 puntos para los granas, que perdieron en casa del líder (Olímpic 2-1 Nàstic) y empataron en el Nou Estadi ante el Huracán Valencia (0-0). De esta manera, el Nàstic cierra el 2012 con el objetivo de que el 2013 sea mejor y acercarse a las posiciones de playoff de ascenso a la Segunda A.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics