CRÓNICA 29ª JORNADA | Nàstic 1-0 Reus Deportiu: los tres puntos se quedan en Tarragona | 15/03/15

El derbi del Camp de Tarragona prometía muchísima emoción pero también muchísima igualdad: se enfrentaban el líder Nàstic de Tarragona -séptimo mejor equipo como local- y el quinto clasificado CF Reus Deportiu -séptimo mejor visitante del grupo tercero de Segunda División B, El único capaz de romper la igualdad en el marcador fue Pablo Marí en el 7' con un gol al remate de un córner. Los del Baix Camp tuvieron casi hora y media para remontar, y aunque lo intentaron con ímpetu apenas remataron a puerta.

El Nàstic se impuso por la mínima.

Otra vez el saque de esquina


El derbi tuvo un inicio apasionante. El ambiente, que recordó al de las tardes de playoffs, jugó un papel importante para que en el 30'' Marcos ya hubiese probado un disparo lejano a pase de Cristóbal. El balón se fue por encima del larguero reusense. Poco después lo intentó Cristóbal en una jugada parecida y que tuvo el mismo desenlace que la primera (3').

Corría el séptimo minuto de juego en el electrónico del Nou Estadi y los granas tenían a su disposición un saque de esquina. En el mismo punto donde los de Tarragona marcaron los dos goles en Olot (1-2), colocó el balón David Rocha. El extremeño centró al área, donde se alzó Pablo Marí para marcar el primer gol del derbi. El equipo de Vicente Moreno se adelantó sacando partido a la pizarra: el cuarto gol consecutivo a balón parado.

Dos partidos diferentes


El temprano gol del central grana cambió el partido. En un principio, para bien local, pues las ocasiones siguieron llegando. En el 9' un peligroso centro de Rayco no llegó a ser rematado por Marcos por poco y acabó en las manos del portero visitante. Tres minutos más tarde los rojinegros, que vistieron con la segunda equipación amarilla, protagonizaron la primera llegada con peligro, pero el chut de Óscar Rico desde la frontal se fue muy desviado.

El gol de Marí le dio fuerzas al Nàstic y después al Reus. Imagen: Nàstic.
Cuando se acababa de superar el primer cuarto de hora los granas estuvieron a pocos centímetros del segundo gol. El chut de Cristóbal fue rechazado por Semedo, pero el balón cayó a pies de Marcos. El delantero chutó de primeras y Edgar Badia sacó una mano providencial para los intereses reusenses. El Reus Deportiu estaba en horas bajas, y se notó en una jugada en que la presión local acabó propiciando un chut de Marcos rozando el palo derecho de Edgar (19').

Esas dos claras llegadas tarraconenses volvieron a cambiar el encuentro. Los hombres de Natxo despertaron y comenzaron a controlar y a crear peligro con un balón que prácticamente no habían tocado hasta entonces. El primero en buscar el gol de la igualada fue Semedo en una falta centrada la área: su remate se fue fuera y la jugada estaba invalidada (22'). Aunque la mejora del Reus Deportiu fue importante, la sólida defensa grana lo neutralizó. Sólo en el 33' el CF Reus chutó entre los tres palos: Colorado disparó, el balón se envenenó tras algún rebote pero Reina hizo acto de presencia para evitar el empate.

Más de lo mismo


Se llegó al descanso con los hombres de Natxo merodeando el área rival, y tras la reanudación el guión fue el mismo. El cambio local en el descanso de Jean Luc por Rayco no hizo efecto y aunque sin ocasiones claras, el CF Reus Deportiu tenía el partido en sus manos y daba la sensación de que podía marcar en cualquier momento. Aun así, la primera oportunidad fue para los de Vicente Moreno: un error de Marín dejó a Jean Luc cara a cara con Edgar Badia, pero el extremo chutó flojo (47'). Más adelante Rocha sirvió una falta, peor el colegiado anuló la jugada cuando Pablo Marí había rematado (62').

Peligro sin gol


Se superaba el ecuador de la segunda mitad y los reusenses se acercaban con peligro -mediante centros y jugadas a balón parado- pero sin efectividad ninguna en los últimos metros. La sólida defensa del Nàstic rechazaba -no sin hacer sufrir a sus aficionados- los constantes centros al área de los rojiengros. Jugando en corto lo intentó el equipo de Natxo en el 69': después de una larga y buena jugada, Óscar Rico chutó pero vio cómo los locales taponaban su disparo con el cuerpo.

El Nou Estadi acogió casi 11.000 espectadores. Imagen: Nàstic.
En el último cuarto de hora el acoso a la meta de Reina fue mayor. Era el 75' cuando un centro de Marín no fue rematado por poco por Edgar Hernández, que lo tenía todo de cara para batir a Manolo -quien forzó la quinta tarjeta amarilla para perder tiempo y se perderá el próximo partido. A balón parado pudo sentenciar el Nàstic de Tarragona, pero el buen disparo de David Rocha lo desvió a córner Edgar Badia (79').

Ya en los últimos segundos el colegiado madrileño centró el protagonismo en su figura. En el 77' una jugada al contraataque hubiera dejado a Jean Luc cara a cara con Badia, pero Semedo hizo una dura entrada que el colegiado castigó con tarjeta amarilla y no con roja como pidió la afición local. Otra jugada polémica fueron unas manos en el área grana que no fueron penalti a entender del árbitro.

1- Nàstic de Tarragona: Reina, Xisco, Bueso, Manolo Martínez, Marí, Xavi Molina, Xisco Muñoz (Lago Júnior, min.63), Rocha, Marcos (Azkorra, min.79), Rayco (Jean Luc, min.46), Cristóbal.

0- CF Reus Deportiu: Edgar Badia, Cassamá, Marín (Fran, min.87), Semedo, Moyano, Jaume Delgado (Sellarès, min.83), Vítor, Ramon Folch, Edgar Hernández, Óscar Rico, Colorado (Masqué, min.87).

Goles: 1-0, min.7, Marí.

Colegiado: Sr. Gálvez Rascón (comité madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Manolo Martínez (min.44), Xavi Muñoz (min.55), Reina (min.71) y Azkorra (min.89) y a los visitantes Marín (min.24), Moyano (43') y Semedo (min.77).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics