CRÓNICA 27ª JORNADA | Nàstic 1-0 Lleida Esportiu: las victorias sufridas saben mejor | 01/03/15

Como prometía, el partido que enfrentó al líder -el Nàstic de Tarragona- y al segundo clasificado -el Lleida Esportiu- de Segunda B grupo 3 estuvo marcado por la igualdad. En la primera mitad los granas rondaron el gol y lo encontraron al filo del descanso en un saque de esquina rematado por Pablo Marí. La segunda parte, en especial los minutos finales, tuvo color azul, pero el control visitante en ningún momento puso en problemas a la meta defendida por Reina: los de Lleida no remataron a puerta ni una sola vez.

Mucha tensión


La gran expectación creada al respecto de este interesante partido que enfrentaba al líder con el segundo clasificado provocó que los primeros compases del partido estuvieran marcados por una gran tensión y muy poco juego de toque. No fue hasta el 12' cuando llegó la primera ocasión de peligro: internada al área de Chupe tras una asistencia de Miramón. El primero, pero, no pudo superar a Bueso. La respuesta local llegó en forma de una gran asistencia del mismo Bueso para Rayco, quien remató rozando el palo izquierdo de Torres (15').

Más de 7500 espectadores - de los cuales unos 800 visitantes- presenciaron el partido. Imagen: Nàstic.
Los hombres de Moreno buscaban adelantarse en el marcador con desmarques, como el que protagonizó Marcos en el 18' tras una gran jugada individual de Lago Júnior. El balear remató a las manos de Pau Torres y además el colegiado había señalado antes fuera de juego. Los de Idiakez inquietaban a Reina con balones centrados en busca del alto Chamorro. En el 22' fue Nieto quien centró para el delantero, quien remató pero vio rechazado el balón a saque de banda por la zaga local.

La búsqueda tuvo recompensa


Superado ya el ecuador de la primera parte, los tarraconenses pusieron una marcha más para hacer el primer gol antes del descanso e irse con ventaja a los vestuarios. Antes, Miramón tuvo una clara ocasión de provocar peligro al hacerse con el balón tras una pérdida de Rocha, pero se empachó de esférico y acabó perdiéndolo (25').

En el 26' los granas se deshicieron efectivamente de la presión ilerdense y llegaron hasta la línea de fondo, donde Cristóbal hizo un peligroso centro que nadie remató. Era el 36' cuando Pablo Marí avisó que tenía el instinto goleador activado: una falta lanzada por Marc fue rematada por el central ligeramente por encima del larguero.

Marí hizo el único gol del partido. Imagen: Nàstic.
Más tarde Marcos se quedó cara a cara con el meta visitante, y su fuerte chut fue rechazado a córner (39'). El delantero se lamentaba haciendo gestos dando a entender que debería haber buscado una vaselina. Pero entonces, Marcos no sabía que el córner sacado por Marc Martínez iba a ir al corazón del área, donde Pablo Marí remató perfecto al fondo de la red para hacer el 1-0 (40'). Con el gol y su consecuente dosis de moral para los granas por el tanto en sí, por lo que significaba y por el momento en que llegó, el colegiado señaló el camino de vestuarios.

Buscaron la remontada


Al igual que los granas habían buscado el gol antes del descanso y lo encontraron, los de la Terra Ferma trataron de hacer lo mismo en la reanudación, pero no tuvieron la misma fortuna. Sobre todo en los últimos minutos el control visitante fue muy superior, pero no pusieron en demasiados problemas a Reina y el tanto de Marí fue el único del partido.

La primera jugada de peligro fue una falta sacada por Forniés que un omnipresente Bueso rechazó en el corazón del área. Más tarde Marcos hizo un gran control de espaldas a portería, pero su chut no fue demasiado bueno. Tampoco efectivo fue el disparo de Ekhi, muy precipitado y desde la distancia, que se perdió muy por encima del larguero de Reina (57'). Otra vez volvió al ataque el lateral Forniés con un chut desde la frontal que tocó en un defensor grana y fue a parar mansamente a las manos de Manolo Reina (65').

Los granas defendieron con uñas y dientes el 1-0. Imagen: Nàstic.
Con el paso de los minutos crecía la tensión en el Nou Estadi y la sensación de peligro visitante también aumentaba. En el 70' los seguidores visitantes pidieron penalti de Bueso sobre Chamorro en un saque de esquina, pero el colegiado madrileño no lo entendió así. Por su parte, el Nàstic tenía la oportunidad de rematar el encuentro en acciones al contraataque. Era el 77' cuando Azkorra asistió a Rayco, que corrió en compañía del balón hasta que acabó perdiéndolo cuando tenía al delantero vasco a su izquierda.

Los ilerdenses terminaron el encuentro atacando a la portería de Reina, pero los balones que colgaban no crearon peligro. La falta lanzada por Miramón fue rechazada a córner por los granas (78') y el saque de esquina sacado por el mismo jugador lo peinó Chamorro por encima del larguero tarraconense (82'). El último que tuvo en sus botas la oportunidad de colgar el balón al área fue Ekhi, pero su disparo fue a la barrera grana (86').

1- Nàstic de Tarragona: Reina, Bueso, Marí, Manolo Martínez, Mossa, Marc Martínez, Rocha, Cristóbal (Sergio Rodríguez, min.82), Lago Júnior (Xisco Muñoz, min.88), Rayco, Marcos (Azkorra, min.67).

0- Lleida Esportiu: Torres, Barreda, Forniés, Molo (Rami, min.73), Ekhi, Baquero, Nieto, Albístegui (Diego Sánchez, min.84), Chamorro, Miramón, Chupe.

Goles: 1-0, min.40, Marí.

Colegiado: Sr. Ortiz Arias (comité madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla a los local Marí (min.31), Rocha (min.63), Lago Júnior (min.80), Rayco (min.89) y Xisco Muñoz (min.89) y a los visitantes Chamorro (min.7), Ekhi (min.59) y Forniés (min.89).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics