NASTIKEROS POR EL MUNDO 2 | Reggio Emilia: Jordi Montreal | 18/11/14

Tras la buena acogida que tuvo la primera edición de 'Nastikeros por el mundo' (Oriol Mohedano en Ginebra), esta semana conocemos a otro seguidor del Nàstic que siente los colores más allá de nuestras fronteras. Para que esta sección pueda tener continuidad durante la temporada, poneos en contacto con el Blog mediante la dirección de correo blogdelnastic@gmail.com si sois o conocéis nastikeros que vivan en el extranjero.

Este mes conocemos a Jordi Montreal Quesada, un joven tarraconense que está en Reggio Emilia (norte de Italia, a unos 40km de Parma). Sus estudios le han llevado a la ciudad italiana, desde donde sigue al Nàstic a más de 800km de distancia del Nou Estadi.


Pregunta. Cuéntenos su relación con el Nàstic.

Jordi Montreal: El Nàstic ha sido mi equipo desde siempre, incluso antes de que me gustara y siguiera el fútbol. Mi padre es nastikero de toda la vida y recuerdo que siempre me decía que “primero, el equipo de tu ciudad”. Empecé como socio justo la temporada que conseguimos el ascenso a Primera División y desde entonces lo sigo siendo. He intentado ir al campo siempre que he podido, pienso que me ayuda a evadirme de la rutina y a sacarme las tensiones de encima.

P. ¿Cuál es para usted el mejor momento que ha vivido con el Nàstic?

J.M. De mi trayectoria como seguidor grana tengo dos recuerdos inolvidables: el 0-2 en casa del Castellón en el año del ascenso y el 0-1 en el primer partido en Primera frente al Espanyol. Fueron dos victorias que presencié en directo y que me hicieron vibrar. Además, para mí reflejan una etapa dorada de la historia del club y al mismo tiempo me hacen pensar en mis comienzos como nastikero.

P. ¿Sigue aún la actualidad del equipo y los partidos desde Italia? Si es así, ¿cómo?

J.M. La verdad es que he tenido serias dificultades para seguirlo por la radio, vía Internet, debido a una mala conexión. Al margen de esto, mis horarios en el hospital también me lo han impedido. Aun así, intento entrar en el Blog del Nàstic y leer algún comentario en el grupo de Facebook 'Nàstic per Sempre' para hacerme una idea. Cuando me pongo en contacto con mi familia, mi padre también me explica sus impresiones.

P. ¿Cómo ves la situación actual del equipo desde más de 800km de distancia?

J.M. Mi opinión seguro que es poco precisa, pero a nivel general tengo la sensación que está siendo algo irregular, pero también hay que decir que es la mejor primera vuelta de los últimos años y eso es una buena señal. Se tiende a visualizar de inmediato el objetivo a largo plazo y pienso que debemos ir partido a partido (sí, como dice el Cholo). Hay equipo y hay entrenador, confío.

P. Está en Italia de Erasmus. ¿Qué estudia?

J.M. Así es, estudio Enfermería y estoy en Italia realizando prácticas clínicas.


P. ¿Meditó mucho la decisión de dejar Tarragona para irse a Italia?

J.M. La verdad es que, por extraño que parezca, medité más el hecho de dejar Tarragona, que no tanto cuál sería mi destino. Jamás había estado tan lejos de mi familia y amistades, pero por encima de todo pesó la certeza de saber que la experiencia me haría crecer como persona.

P. ¿Qué es lo primero que le llamó la atención de Italia y de Reggio Emilia en particular?

J.M. Lo primero que me llamó la atención de Italia fue la labor de enfermería, cuya forma de trabajar y abordar al paciente es distinta a la nuestra, permitiéndome valorar mejor lo que tenemos en nuestro país. En cambio, en Reggio Emilia, lo que me llamó la atención fue lo poco que la crisis ha afectado a la sanidad en comparación con Tarragona, aunque muchos profesionales me han afirmado que es en el sur donde más se nota.

P. Son pocos los meses que lleva fuera. ¿Cómo está llevando la adaptación?

J.M. El primer mes fue bastante duro. Sabía cuatro cosas básicas en italiano y entre los distintos acentos que hay (en su medida debido a la multitud de dialectos del italiano) y la velocidad con la que hablaban, todo fue algo caótico. Debo añadir que aquí el castellano no lo entendía o quería entender nadie. Es ahora cuando empiezo a descubrir a algunos que sí, pero también es ahora cuando estoy más adaptado y me defiendo mucho mejor con la lengua, gracias sobre todo al hecho de saber catalán, pues la lengua se parece en muchos más aspectos que no el castellano.

P. ¿Son muchas las diferencias entre Tarragona y Reggio Emilia?

J.M. La verdad es que sí, son ciudades bastante opuestas. Tarragona tiene mar y playa, Reggio Emilia está a varias horas en tren de eso. Una está llena de calles con subidas y otras con bajadas, esta es completamente plana. Aquí llueve mucho más que allí y el frío llega mucho más pronto. Y podría compartir muchas más.

Una de las plazas más concurridas de Reggio Emilia. Imagen: Wikipedia.
P. ¿Qué es lo mejor y lo peor de su nueva ciudad?

J.M. Lo mejor y lo peor son las bicicletas. Al ser una ciudad plana casi todo el mundo va en bicicleta, desde jóvenes a gente muy mayor. Ganas en salud, en puntualidad, ahorras dinero en transporte… Del mismo modo y haciendo un poco de broma, también lo considero lo peor, porque aquí si vas andando debes andarte con ojo de que no te atropelle una. Son las reinas de la vía y los conductores un poco temerarios.

P. Si algún nastikero viajara hasta Reggio Emilia y quedara con usted, ¿adónde le llevaría?

J.M. Si mi horario lo permitiera y él/ella tuviera ganas de fútbol, tal vez le propondría ir a ver algún partido del calcio. El Sassuolo, de la Serie A, juega en mi ciudad y muy cerca está Parma, también con un equipo en la primera división. Luego están Módena y Bolonia, con sus clubes en la Serie B. El precio de las entradas es asequible, cuando vino la Juventus, se podía asistir por veintidós euros. Volaron en un santiamén.

P. ¿Qué es lo que más echa de menos de vivir en Tarragona?

J.M. Al margen de poder ver a la gente que aprecio, echo de menos el comer productos típicos, como los diferentes surtidos de olivas que vende un gran nastikero, mi padre, en Pesca Salada Balagué, en el Mercat Central (risas).

P. ¿Tiene pensado volver pronto a casa?

J.M. Volveré a casa por Navidad, como el turrón.

Test rápido


Su equipo preferido: primero, el Nàstic.
Su jugador preferido: ninguno en particular, pero me encantaba cómo Pinilla hacía jugar al equipo.
Su comida preferida: risotto.
Un libro: la saga 'La Torre Oscura', de Stephen King.
Una película: Django Desencadenado, de Tarantino.
Una canción: 'Ready to start', de Arcade Fire.
Un sueño: escribir (y publicar) una novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics