NASTIKEROS POR EL MUNDO 3 | París: Alfred Abad | 16/12/14

Mediados del mes de diciembre, llega la tercera edición de la sección titulada 'Nastikeros por el mundo'. Después de conocer Ginebra y Reggio Emilia de la mano de dos nastikeros, este mes el Blog del Nàstic se traslada hasta una de las ciudades más importantes del mundo, una capital europea como es París (Francia).
Nuestro guía por la ciudad parisina será Alfred Abad, un joven enamorado de Tarragona y de las tradiciones de su ciudad que vive en la capital francesa para cursar un singular máster. 

Pregunta. Explíquenos cuál es su relación con el Nàstic.
Alfred Abad: Desde pequeño he ido al campo con mi padre y mi padrino, he visto jugar al equipo contra el Casetas, he pasado frío, calor... pero siempre recuerdo desde la infancia la felicidad que me daba cuando podía ir al campo. Igualmente, también recuerdo de muy pequeño correr por Preferente con mi primo, son sentimientos que cuando eres grande te hacen vivir el Nàstic con una pasión que muy pocos pueden entender.

P. ¿Qué momento destacaría como el mejor de los que ha vivido con el Nàstic? ¿Y el peor?
A.A: Recuerdo especialmente como positivo el ascenso a Primera contra el Xerez, simplemente un sueño hecho realidad. 
El peor, puede que por ser el más reciente, quedarnos a un gol de ascender el año pasado. Fue un golpe muy duro y recuerdo la tristeza que tenía en una boda en la que estaba, por no haberlo conseguido después de haberlo tenido tan cerca.

P. ¿Sigues al equipo desde Francia? Si es así, ¿cómo?
A.A: Lo sigo por Tarragona Ràdio siempre que puedo por Internet. De momento me es imposible ver los partidos por televisión, porque los derechos son sólo para España.

P. ¿Cómo ves la situación actual del equipo desde más de 1.000km de distancia?
A.A: Confío plenamente en el entrenador y en el equipo. Es una categoría difícil, así que se tiene que tener paciencia, aunque por lo que me dice mucha gente, se tiene que jugar más directo. Yo siempre he dicho que no somos el Barça y que tenemos que jugar con intensidad y sin creernos ser lo que no somos para conseguir nuestros objetivos en una de las categorías más complicadas del fútbol profesional.

P. ¿Cuándo te marchaste a París?
A.A: Me marché en septiembre, y echo mucho de menos cosas de Tarragona, aunque soy muy, muy feliz conociendo otras culturas y gentes. De hecho, sigo un pequeño equipo llamado Red Star, del equivalente a la Segunda B española, con la diferencia que la entrada me cuesta 2'5€ y que la afición está de pie animando todo el partido. A veces pienso que tendríamos que aprender a acercar el fútbol a todas las personas con precios populares.

P. Lo hiciste para formarte académicamente. Cuéntanos qué estás estudiando en Francia.
A.A: Estoy estudiando un máster de Política Internacional, concretamente centrado en relaciones entre países del Mediterráneo y el mundo árabe. Resulta muy interesante conocer la complejidad que nos rodea y creo que estudiar y conocer ayuda a romper muchas barreras que nos hemos puesto entre personas.

P. ¿Te costó mucho la decisión de dejar Tarragona por París?
A.A: Soy un enamorado de Tarragona. Me encanta tocar ferro, el mar, pasear por la catedral... pero tenía ganas de conocer, de vivir otro ambiente, conocer y aprender otras formas de ver el mundo.

P. ¿Qué es lo que más te llamó la atención de tu ciudad?
A.A: Más allá de los tópicos, fue saber que vivo en un barrio donde conviven 135 nacionalidades y que está gobernado por el partido comunista. 

P. ¿Cómo fueron sus primeros días? ¿Le costó adaptarse?
A.A: Siempre es difícil al principio. El idioma, las diferencias culturales... pero es muy positivo adaptarse y crecer como persona. Hay que abrir la mente a nuevas formas de entender el mundo, a mi entender.

P. ¿Cuáles son las grandes diferencias entre París y Tarragona?
A.A: En París hay muchas prisas, los metros están llenos de gente, hay grandes distancias y precios exagerados y posiblemente muchas tribus sociales que aún no han llegado a Tarragona, que es una ciudad mucho más tranquila y pacífica en comparación.

P. ¿Qué es lo mejor y lo peor de su nueva ciudad?
A.A: Lo mejor, que está llena de experiencias que vivir y de gente de todo el mundo. Lo peor, que no puedes tocar ferro, ver el mar y que estás como mínimo a 20 minutos caminando de cualquier sitio al que quieras ir caminando.

P. Si algún nastikero fuera a París, ¿qué tour le haría por París?
A.A: Visitaríamos el Stade de France y le llevaría a un partido del Red Star, creo que nos tenemos que hermanar con ellos.
La camiseta del Red Star FC para la temporada 2014/15. Imagen: www.redstar.fr.
P. ¿Qué es lo que más echa de menos de vivir en Tarragona?
A.A: El mar, mis amigos, el fútbol cada dos semanas en el Estadi y hablar mi lengua (catalán) habitualmente.

P. ¿Tiene pensado volver pronto a casa?
A.A: De momento acabo en junio y vuelvo. A partir de entonces se abre una etapa en mi vida nueva, en la cual tendré que decidir hacia donde voy en el futuro.

Test rápido

Su equipo preferido: Nàstic.
Su jugador preferido: Por la entrega que demostró con la edad que tenía nunca olvidaré a Moisés García León.
Su comida preferida: espagueti bolognesa.
Un libro: 'Diario de un skin'.
Una película: 'La vida es bella'.
Una canción: 'Oh my love', de John Lennon
Un sueño: Trabajar en alguna cosa que me permita ganarme la vida y a la vez ayudar y cooperar con la gente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics