El Ontinyent vuelve a la carga contra el Nàstic denunciando el incumplimiento de sanción de Salamero y Jesús Mari Serrano | 01/05/13

El resultado del Ontinyent-Nàstic fue de 1-1.
Foto: Nàstic
Unos atacan, y otros esperan para contraatacar poco después, como si de una batalla se tratara. Y es que en una batalla se ha convertido la relación entre Ontinyent y Nàstic, desde un tres de abril de este mismo año. En un día aparentemente tranquilo, el míster escocés del equipo valenciano, John Clarkson, compareció en rueda de prensa para denunciar públicamente un intento de soborno por parte de un intermediario de un club, insinuando, nunca afirmando, que este era del Nàstic de Tarragona.

De primeras, la intención del club tarraconense era no responder a esta insinuación, pero tras ver la rueda de prensa del Clarkson, rápidamente emitieron un comunicado de prensa donde reclamaban a la justicia que el escocés un millón de euros por daños a la honorabilidad y a la imagen de la entidad grana. Este comunicado fue contestado el día después por parte del club de la Vall de l’Albaida con otra nota de prensa en la que reiteraba su apoyo al míster por la valentía, a la vez que dejó claro que el club se lamentaba porque el Nàstic se sintiera aludido, pues matiza que en ningún momento de la rueda de prensa apareció la palabra “Nàstic”. Por último, finalizaron la nota expresando su deseo de que este asunto no acabase con las buenas relaciones que hay, o había, entre ambos clubs.

Las pruebas son claras. Foto: Tac12
Este deseo parece haberse esfumado cuando llega el nuevo capítulo de esta batalla entre blanquinegros y granas. Dos días después del partido, el club valenciano ha emitido un comunicado en el que asegura que va a denunciar el incumplimiento de sanción de Salamero y Jesús Mari Serrano, que vieron el partido muy cerca del banquillo grana, con la intención de transmitir sus órdenes a Adolfo Baines (imagen de la noticia). De esta manera, el Ontinyent CF se acoge al código disciplinario de la RFEF, dejando claro que los técnicos granas incumplieron el artículo 64, que no permite dar instrucciones al equipo estando sancionados, pese a que es algo que prácticamente todos los equipos hacen.

La Federación, que ha tramitado el recurso, le ha dado tres días hábiles para que los granas respondan, pero esta respuesta aún no ha llegado por parte del club; sí en las redes sociales, donde los aficionados del Nàstic han mostrado su enfado con el club valenciano en lo que consideran un ataque. Como recuerda el club valenciano, en caso de que esta sanción se hiciera realidad, los granas deberían pagar una multa económica y estarían expuestos a una pérdida de puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics