COPA DEL REY | Burgos 0-1 Nàstic: sufrimiento grana para pasar a dieciseisavos de final de la Copa del Rey | 16/10/13

El de Marcos fue el único y decisivo gol. Fuente: Nàstic
El Burgos CF de Ramón Calderé -octavo clasificado del primer grupo de la Segunda B- y el Gimnàstic de Santi Castillejo -situado en la décima posición del tercer grupo de la categoría de bronce- se dieron cita en El Plantío de Burgos, que presentó un buen aspecto, a partir de las ocho y media de la tarde. El encuentro tenía un premio gordo, y es que el que saliera victorioso de este conseguía el pase a dieciseisavos de final, donde se enfrentaría a un equipo de la Primera División que juega en competición europea esta temporada.

Peligroso inicio catalán

El equipo entrenado por Santi Castillejo salió con fuerza en los primeros compases de la primera mitad con el claro objetivo de adelantarse en el luminoso del estadio burgalés, por lo que las ocasiones no tardaron en llegar. En el quinto minuto de juego un potente chut de Rocha se marchó no demasiado por encima de la portería de Álex. Cuando corría el minuto siete llegó la jugada que marcó la primera mitad del encuentro, pues después de una falta sobre Marcos no señalada por el colegiado madrileño, Querol cayó dentro del área por penalti de Álex, quien no fue amonestado. Marcos tomó la responsabilidad colocando el esférico en el punto de penalti, no falló y situó el 0-1 en el luminoso, regalándole una alegría a los aficionados granas desplazados hasta tierras castellanas.

Mejora local y peligro compartido

Los granas acompañaron a su afición fielmente.
Fuente: Nàstic
El equipo catalán, como ya hemos dicho, salió a por todas; pero poco a poco el equipo burgalés fue tomando conciencia de la importancia del encuentro y comenzó a rehacerse. A pocos minutos para que el electrónico señalase el primer cuarto de hora de juego, una enrevesada jugada en el área defendida por Reina fue muy protestada por la afición local, quien creyó que se había cometido penalti, pero el árbitro no vio nada punible. Este susto para los catalanes fue replicado cinco minutos más tarde con un nuevo lanzamiento de Rocha que estuvo cerca de suponer el segundo tanto del partido, pero el cuero acabó siendo rechazado a saque de esquina.

Desde entonces, el partido entró en una fase en la que el balón estuvo ligeramente dominado por los tarraconenses, pero los locales no se intimidaron y buscaron el empate con insistencia pese a que sin demasiado acierto en los metros finales. Superado el minuto treinta, un lanzamiento de David Querol con la cabeza se perdió por la línea de fondo, en una ocasión de uno de los mejores jugadores de la primera mitad. También fue de los destacados Arkaitz, quien a falta de diez minutos para el descanso envió la pelota a la izquierda de la portería del Gimnàstic. Cinco minutos más tarde, la ocasión fue a favor del bando catalán: un pase de Rubio no llegó a su destinatario, pero el balón tocó en Maureta y Álex tuvo que actuar para evitar el segundo tanto visitante. Cuando quedaban pocos segundos para que concluyera la primera mitad, llegó la última ocasión, fue un nuevo intento de Arkaitz que fue rechazado por Rocha. Con un Burgos de menos a más y un Nàstic que mantenía las formas, se llegó al descanso con el 0-1 en el marcador.

El Burgos revolucionó el partido sin recompensa

A los catalanes no les faltó sufrimiento.
Fuente: Nàstic
A diferencia de la primera mitad -en especial en los primeros compases-, el equipo de Calderé salió con más seguridad al verde y creó mucho más peligro en la portería tarraconense. En el séptimo minuto de esta segunda mitad, Carralero intentó devolver el empate al electrónico, pero Pablo Marí se interpuso para evitarlo. En el ecuador de la segunda mitad el equipo castellano tuvo una nueva oportunidad para conseguir el empate que volviera a meterle en el partido. Esta ocasión fue una de las más claras, y es que el remate de Gabri se topó con el palo derecho de la portería defendida por Reina, para que más tarde la zaga visitante rechazara a saque de esquina la peligrosa jugada.

Los de Castillejo esperan a un rival que juega esta
temporada "en Europa". Fuente: Nàstic
Cuando se entró en el último cuarto de hora, los catalanes mediante Rocha -el más atrevido-, dispusieron de una de las pocas ocasiones que tuvieron en la segunda mitad, pero el chut del centrocampista no fue a parar entre los tres palos de Álex. Pese a que el arreón burgalés fue en los primeros minutos de la reanudación, en los últimos cinco minutos del partido, aprovechando los nervios visitantes, volvieron a apretar y a cerrar a los visitantes en el área. En el ochenta y cinco Reina se convirtió en el héroe del Nàstic, y es que consiguió sacar una milagrosa mano para mandar a córner el disparo de Arkaitz a bocajarro. Ya en el tiempo de añadido, los locales tuvieron dos ocasiones a balón parado que no supieron aprovechar y no consiguieron evitar que el encuentro terminase con el resultado de 0-1.

De este modo, el Burgos CF deberá procurar seguir en la buena dinámica en la liga mientras que el Gimnàstic estará pendiente del sorteo, que se realizará próximamente y en el que se definirán los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ficha técnica

0- Burgos CF: Álex, Andres, Maureta (Joaqui min.74), Gallardo, Dani Guillén, Mike, Cerrajería, Arkaitz, Carralero, Pacheta (Gabri min.59) y Yurrebaso (Abdón min.53).

1- Gimnàstic de Tarragona: Reina, Juanjo, Viale, Pablo Marí, Xisco, Beñat (David Sánchez min.80), Rocha, Querol (Giner min.78), Rubio (Xavi Molina min.67), Lago Júnior y Marcos.

Goles: 0-1, min.7, Marcos p.

Colegiado: Sr. Pizarro Gómez (comité madrileño). Amonestó al local Pacheta (min.59) y a los visitantes Jesús Rubio (min.63), Giner (min.89) y Viale (min.90+3'). Expulsó al entrenador local Calderé (90+3').

Partido seguido vía Tarragona Ràdio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics