Derrota dura, pero con tiempo para recuperarse.

El Nàstic ha perdido el Mini Estadi de Villarreal, tras unos primeros 45 minutos durísimos para los hombres de Kiko Ramírez. Los tres goles que han marcado en 28 minutos el filial amarillo han sido un peso demasiado grande para los tarraconenses, que sólo han podido recortar distancias en la segunda parte.

La primera parte ha sido una auténtica pesadilla para los taragonins. Ya en el minuto nueve, tras un desajuste defensivo, Chamorro ha marcado el primer gol para los locales, superando por alto a Ruben Pérez. Aunque los grana no estaban incómodos sobre el césped del Mini Estadi, tres minutos más tarde llegó el segundo de los amarillos. Una jugada por banda ha terminado, desafortunadamente, con el gol con propia portería de Lucas Viale. 12 minutos, dos goles encuentro y un partido que se ponía muy cuesta arriba. Con la tranquilidad que da el marcador a favor, los de la Plana han aprovechado la confianza para avanzar líneas y en 28 Chamorro ha vuelto a ver puerta, marcando el tercero de los locales. Con este marcador se llegó al descanso.

El arranque de la segunda mitad fue muy diferente. Los grana han salido con todo y los seis minutos de la reanudación han conseguido recortar distancias. Mairata fusiló desde dentro del área, colocando el 3-1 en el marcador. Aunque los minutos siguientes fueron un asedio de los tarraconenses el peligro se ha ido diluyendo. Aunque alguna llegada esporádica, los grana no han podido remontar y el marcador ha permanecido inmóvil hasta el pitido final.D

El próximo partido para el Nàstic será el siguiente miércoles en Manlleu, donde se disputará la Copa Catalunya  contra el equipo local. La andadura en Liga de los granas no se reanudará hasta el 26/9 cuando jugarán en el Nou Estadi contra el Badalona en jornada intersemanal.  

[Crónica: gimnasticdetarragona.cat]



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Web Statistics